viernes, 4 de septiembre de 2009

Confesiones de un megalomaníaco a un fantasma



- Y a tí, ¿Qué te sucede exactamente? preguntó el fantasma.

- A veces tengo desórdenes maníacos o paranoides, depresiones múltiples, grandes complejos de inferioridad que conllevan a desvaríos en mi comportamiento, y un largo etc... ¡Pero soy superdotado!

Dicen también en mi contra, que tiendo a ver situaciones que no existen o imaginarlas de una forma que sólo yo termino creyéndolas, y las empleo para hacer daño, manipular sentimientos, personas y situaciones de cualquier tipo y a cualquier precio... ¡Pero soy superdotado!


En la sala todos esperaban emocionados deleitarse con aquella "superdote" de la que tanto presumía y a la que incluso, dedicaba odas!


Cuando bajó sus pantalones y enseñó su aparato (minúsculo, inútil y torpe) no pudo más que: correr, buscar consuelo en los demás "impotentes" de los infiernos y desaparecer, por fín, para siempre en el abismo.


Café con Agua






10 comentarios:

Enric Morrow dijo...

Tela, telita, tela..

Café con Agua dijo...

No sabes cuánta si...

Bss Vecino, y no olvides la cerveza que tenemos pendiente!

Jose A. Sencianes dijo...

cada vez admiro mas tus textos. Besos marismeños.

Café con Agua dijo...

Muchas gracias compañero!!!

El sentimiento es mutuo, yo cada vez admiro más tus pinceladas... Besos salados desde el Sur.

cañi dijo...

El final es lo importante,y las personas merecedoras de uno feliz siempre lo tendran.
Porque un fantasma es solo eso,un espectro,algo que no se puede ver,que no se percive,que al final desaparece o que nunca llego a existir.

sabes que te quiero.

Café con Agua dijo...

Exacto! "nunca llegó a existir"... Qué gran frase, y qué grande eres!!!!

Yo también TE QUIERO, en mayúsculas, si!

Anónimo dijo...

si sigues asi..., me voy a echar a ronronear de placer...

Café con Agua dijo...

Ronronee anónimo, ronronee...

Anónimo dijo...

endiendo que vas a seguir asi

Café con Agua dijo...

Esta es la línea de Café con Agua, seguirá sí, gracias por las visitas anónimo.