miércoles, 13 de febrero de 2008

Conversaciones enlatadas entre un señor sin tronco y la llave del paraiso



- Porque respiras?
- Quiero hacerme pequeño hasta desaparecer.
- Pero no tienes tronco. De qué te sirve hacerlo si vas a desaparecer?
- Tu tampoco sirves para mucho, y además no te das cuenta de que a los que creen que hay resquicios perdidos de eternidad por algún paraíso, los terminan encerrando.

- Creo señor, que no entendí nada…

Lo sobreentendido es lo que se ausenta irremediablemente a cada paso.



Café

5 comentarios:

en tierra de nadie dijo...

"Lo sobreentendido es lo que se ausenta irremediablemente a cada paso"


Son esas ausencias las que hacen posible los resquicios de imaginación.

Ni todo tiene explicación ni hay por qué explicarlo todo.

salu2

ETDN

Sandra Garrido dijo...

Noto ciertos cambios en el blog, ....

Un saludo y besos

Adrián dijo...

ese diálogo me ha recordado poderosamente a "Alicia en el país de las maravillas", esa psicodelia de crecer y disminuir... y el final me trastorna (positivamente). cuánto sobrará de lo que decimos y cuánto faltará... para compensar los sobreententidos, los malentendidos y los que no quieren entender. un saludo

Café con Agua dijo...

"Alicia en el pais de la maravillas"... Yo ahora me siento en un pais nuevo, lleno de sorpresas y de aventuras!
Sobre o falte, se crezca o se disminuya hay que vivir este viaje!!

Gracias y muchos besos Adrian.

Café con Agua dijo...

Hola Sandra!

Hay cambios, si, pero el reciclaje forma parte de nosotros, siempre se agradecen y se deben positivizar...Aire...fresco y nuevo...

Abrazos para ti, Sandra.