domingo, 25 de diciembre de 2011

La pelota en mi tejado


Con la noche como acompañante, te encuentro en las esquinas.
Inventamos un sueño que llevamos al dormitorio, ese gran universo que has inventado para mí.
Y allí me desnudas todas tus ganas y todo tu deseo.

Para entonces ya sé que lo que me asusta, es tenerlas todas y cada una de ellas revoloteando por mi estómago, 
tal vez deba rendirme para aceptar el juego...

y recoger la pelota, que has dejado en mi tejado.


Café con Agua

2 comentarios:

viviendonos dijo...

Súbete al tejado, coge la pelota y diviértete !

Café con Agua dijo...

En ello estoy... ;-) Besos!