sábado, 30 de julio de 2011

You and I


Despejadas las cortinas de oscuridad de la alcoba,
llegaste hasta mis labios sin previo aviso...

Entonces rodaban piedras por el piso y el tic tac del antiguo reloj de madera repicaba con más fuerza que cualquier otra noche.

Los peces de colores flotaban en un lago artificial que inventé
para tu vuelta,
aunque yo flotaba más que ninguno...
(en mi medio me siento firme como una roca)

Y cuando ya todo estaba perdido, olvidado y sepultado
colgaste esa mágica frase de tu corazón: Tú y Yo.




Café con Agua