jueves, 12 de marzo de 2009

De cuando soñaba con hadas y espantapájaros



Si comienzo a volver atrás, me acomodo y viajo en el tiempo, me doy cuenta de lo feliz que era mezclando disfraces y proyectando un enorme castillo al que sólo se podía llegar por mar.

Descubría el sistema solar en mi bola terrestre prefabricada y ahorraba monedas, para algún día, viajar a Australia y fotografiar canguros.


por aquel entonces era practicamente imposible saber en que losa exacta de mi habitación guardaba los secretos, y si por azar los duendes lo adivinaban, volvía a reconstruir mi puzzle hasta ponérselo bien difícil...


Ahora espero cada noche que regresen por la ventana para que me vuelvan a hacer soñar con hadas y espantapájaros.



Café con Agua


7 comentarios:

sibenik dijo...

Da gusto volver y ver no sólo que las csas estaban como antes sino que tus fotos siguen pareciendome buenisimas!!

Un abrazo muy fuerte!

Lady Pirata dijo...

¿Y por qué dejaste de soñar?
Eso, nunca, nunca hay que dejar de soñar y mucho menos de dejar de creer en los sueños :)

Nómada planetario dijo...

Esta tarde me deje caer un rato al sol con el sólo propósito de soñar, bingo, lo logré.
Creo que es la evasión más placentera.
Besos desde lo onírico.

Jose A. Sencianes dijo...

muy chulo ese contraluz. Sigue soñando. Besos

Café con Agua dijo...

Aqui continúo sibenik, en mi cueva y en mi mundo!
Sigo soñando también, chica pirata (muchas gracias por tu visita ;), porque si no lo hiciera, no tendría sentido ninguna de las entradas, ni de las fotos que amigos (como Jose A.) valoran.
Tomar el sol y soñar como lo hacen algunos nómadas, siempre dá resultados excelentes.

Gracias a tod@s, incluso por las erratas, escribir a altas horas es lo que tiene...

PJW dijo...

Una fotografa superlativa!


Por los sueños!

Anónimo dijo...

Los sueños es lo único que nos hace seguir adelante en este mundo tan miserable. No deberíamos dejar nunca de soñar ni de crear fantasías. Todas y cada una de ellas nos dejan volver a ser niños, nos dejan ser felices. Te quiero con locura guapísima, gracias siempre por estar a mi lado, no dejes que me pierda sola