lunes, 8 de diciembre de 2008

Antes pensaba que los lobos tenían sentido en los cuentos infantiles



Hoy, cuando he despertado,
no he notado el latido del corazón del lobo que vivia dentro de mi estómago.


En lugar de eso he escuchado el murmullo que hacen los besos en la casa abandonada. Pero abandonada de verdad, de esas que no habitarán okupas ni visitarán los niños más valientes en una noche de verano.





Café con Agua

7 comentarios:

sibenik dijo...

Precioso. La metáfora del latido del lobo me ha encantado. Todo el texto en realidad. me he sentido muy identificado. Un abrazo muy fuerte

Jose A. Sencianes dijo...

Y luego dices que no escribes bien.. vaya tela. Me encanta la foto. ¿Ya tienes una reflex? Un beso

Jose A. Sencianes dijo...

guauu.... una D80, con lo que me gusta esa cámara! Buena elección futura nikonista. Hablando de juguetes....., tengo un 17-35 de SIGMA para nikon que no uso... no te digo mas y te lo digo to.

moderato_Dos_josef dijo...

En pocas palabras expresas un mar de sentimientos, es muy bonito. Excelente!

óscar dijo...

Es un pedazo de texto!!! Besos

Jose A. Sencianes dijo...

piso poco tierras malagueñas, el coto me tiene atrapado completamente, pero te tomo la palabra para ese café. Del "accesorio" para tu flamante D80, tendrás que averiguar antes a que huele el jaguarzo :P

exilioatlántico dijo...

bonitos pies. Besos atlánticos